Pixies

EL GRUPO QUE INAUGURÓ LOS 90´S

“Lo vital es estremecerte cuando escuchas música. El mejor rock me estremece y eso buscamos con nuestra música. Intentamos hacer buenos discos y buenas canciones que otras personas disfruten. Queremos competir con nuestros discos favoritos y que la gente nos siga escuchando en diez años… espero”

Mejores Discos

Surfer Rosa (1988)

Doolittle (1989)

Bossanova (1990)

ICONOS REVERENCIADOS DEL ROCK

En el Festival Musical de Coachella 2004, cuando Thom Yorke se enteró que Radiohead iba a tener como teloneros a los Pixies, puso el grito en el cielo dejando claro que: “¡No, eso no está bien!, Los Pixies abriendo el concierto para nosotros sería como si Los Beatles abrieran el concierto para nosotros. No lo voy a permitir y al contrario seremos nosotros los teloneros de los Los Pixies”. Este respeto de Radiohead por los Pixies no es único; casi todos los grupos importantes de los años noventas hicieron pública su admiración por esta banda formada en Boston, Massachusetts a mediados de los ochentas y que abrió el camino a toda una camada de bandas alternativas que surgirían bajo su influencia directa.

La gratitud que la mayoría de aficionados a la música les tienen a los Pixies se debe a que aparecieron con varios discos repletos de excelente música en un momento crítico en que MTV y las radios de moda atormentaban a su público con Warrant, Poison, Nelson y demás grupos de “Hair Metal” que aparte de ser musicalmente flojos, también generaron una moda que, salvo para reírnos, todos quisiéramos olvidar. Pueden ir a youtube para ver videos de estos grupos donde abundan los pantalones de cuero apretados, peinados de 4 horas en el salón de belleza, pasitos de baile mientras tocan solos de guitarra de pésimo gusto, colores fosforescentes, letras cursis, poses de machos, miraditas sexis a la cámara y más cosas que hoy nos parecen divertidas, pero que en esa época deprimían a los amantes de la buena música.

Buena parte de la mejor música que vino en los noventas se la debemos a los Pixies, ya que cuando aparecieron y se volvieron relativamente notorios, dieron el impulso que necesitaban miles de buenos músicos alrededor del mundo para empezar a presentar su música sin tapujos. También dieron confianza a las compañías disqueras para invertir en artistas que proponían sonidos más experimentales como Nirvana, Radiohead o P.J. Harvey.

INICIOS Y PRIMER “EP”

Los Pixies nacieron en 1986, cuando Charles Thompson (alias Black Francis, también alias Frank Black) le dijo a su amigo de facultad, Joey Santiago que quería realmente dedicarse a la música y empezaron a pensar en serio en sacar adelante un proyecto que habían contemplado por varios años. Se retiraron de la universidad para enfocarse 100% a la música y pusieron un anuncio en un diario buscando un bajista a quien le guste Hüsker Dü y Peter Paul and Mary (dos bandas tan disimiles como el agua y el aceite). La única persona que respondió fue Kim Deal una chica nativa de Ohio que se había casado con un tal John Murphy y juntos se habían mudado a Boston. Por intermedio de Deal, llamaron a Mike Lovering para la batería y así de sencillo la alineación de los Pixies quedó conformada.

En 1987 sacaron su primer EP, llamado “Come on Pilgrim”, y a través de las radios universitarias tanto en los Estados Unidos como Inglaterra se volvieron conocidos entre los más fanáticos a la música (que son generalmente quienes oyen las radios universitarias)  De forma relativamente rápida los Pixies se empezaron a convertir en un fenómeno underground que conglomeró un gran número de aficionados que gustaban de lo novedoso de su sonido y la calidad de su música. El grupo también se hizo más popular gracias a las recomendaciones de boca a boca que salían desde quienes habían escuchado su increíble mezcla a la que es difícil encontrarle influencias claras. Puede decirse que los Pixies son una de las bandas más influyentes de la historia, no por el número de fanáticos que tuvieron ni por el número de discos que vendieron, sino porque (a lo Velvet Underground), muchos de los fanáticos de los Pixies iniciaron buenos grupos de rock en los años por venir.

Los Pixies a finales de los ochentas. Kim Deal, David Lovering, Black Francis y Joey Santiago

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS DOS OBRAS MAESTRAS

En 1988 lanzaron su primer larga duración “Surfer Rosa”, el mismo que se ha convertido en uno de los discos mejor reseñados de todos los tiempos. Kurt Cobain tenía a “Surfer Rosa” como su álbum de cabecera y constantemente lo nombraba como el mejor disco de los ochentas. “Surfer Rosa” es importante porque además de ser un disco lleno de buenas canciones, también presenta un sonido interesante en base a la producción casi desnuda de Steve Albini, uno de los productores más míticos de la historia del rock, quien hizo que los Pixies sonaran como una banda de garaje, tocando en un garaje.

Un aspecto muy importante de destacar en las canciones de los Pixies, el mismo que influenció también a muchas bandas por venir, es esa estructura de: “Suave y calmado en las estrofas, para pasar a un coro rápido y estridente y para regresar de nuevo a una estrofa o a un pasaje instrumental suave y calmado generalmente basado solamente en una melodía de bajo. Esta estructura de canción se convirtió en la marca registrada de los Pixies y ha sido usado como molde para miles de nuevas canciones, de las cuáles “Nevermind” de Nirvana es posiblemente el ejemplo más famoso.

Otro aspecto relevante de sus canciones son las letras de Black Francis en las cuáles encontramos temas de humor, violencia o ciencia ficción mezclados con esos temas inusuales e irreales de los que abundan en el Antiguo Testamento. La mayoría de veces las letras no hacen mucho sentido, pero sin embargo la mezcla de las palabras con el canto a gritos de Black Francis resulta tan poderosa y divertida que gusta a todo el mundo. Un ejemplo de esto vemos en “Monkey Gone to Heaven” que nos da una de las mejores frases de la historia del rock:

“If man is five (se repite 3 veces a baja voz),

Then the devil is six (se repite 5 veces a baja voz). And if the devil is six,

Then God is seven (se repite 3 veces con un grito agudo de Black Francis)

Dentro de las letras de los Pixies hay unas cuántas canciones con frases en español. (Black Francis estudió español por varios meses en Puerto Rico inmediatamente antes de empezar con los Pixies). La mayoría de frases no tienen mucho sentido, pero son muy entretenidas:

“Estaba pensando sobreviviendo, como mi sister en New Jersey, ella me dijo que era una vida buena allá, bien rica, bien chévere”….

“Vamos a jugar por la playa, vamos a jugar por la playa”

Los gritos de Black Francis aportaban una dimensión adicional a la música y a las letras, y esto junto con una imagen visual poco pulida de todos los miembros de la banda daban a los Pixies un perfil psicótico que era a la vez chocante y divertida. Black Francis y Kim Deal eran gordos y se vestían sin ningún apego a la moda por lo que sobre el escenario parecían una pareja de rednecks de esos que se ven haciendo compras en algún Walmart suburbano de los Estados Unidos.

En 1989 lanzaron su segunda obra maestra, “Doolitle” que es generalmente considerado como el mejor disco del grupo. El portal besteveralbums.com tiene a “Doolitle como el mejor disco de los 80’s, pitchfork.com ubica a “Doolitle” como el 4to mejor álbum de esa década y la mítica revista inglesa NME lo considera el segundo mejor álbum de todos los tiempos.

“Bossanova” de 1990 fue la secuela a “Doolitle” y este disco tiene un sonido un poco diferente ya que se inclina por un rock más relajado, estilo “surf” y con letras que hacen muchas referencias a películas “B” y OVNIs. No es un álbum que recibe críticas tan positivas como sus predecesores, pero es muy interesante sin duda y merece ser escuchado 

TROMPE LE MONDE, BOSSANOVA Y EL FUTURO POR VENIR

“Trompe Le Monde” de 1991 hizo notar que la banda estaba ya un poco cansada de si misma y no logró los mismos niveles de calidad o de creatividad que sus predecesores. Al darse cuenta de esto, Black Francis decidió disolver el grupo de la misma forma rápida con la que lo armó y los Pixies pasaron a ser historia.

Los Pixies en una reunión 20 años después de su inicio. De izquierda a derecha: Kim Deal, DAvid Lovering, Joey Santiago y Black Francis.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras la desintegración, Black Francis comenzó su carrera de solista haciendo casi un disco por año bajo sus diferentes alias y Kim Deal hizo varias canciones muy buenas con The Breeders, grupo que fundó junto con su hermana gemela. Joey Santiago siguió tocando la guitarra y se dedico a la producción musical y David Lovering se hizo mago profesional.

En el 2004 los Pixies se volvieron a reunir a los 14 años y la gira fue tan exitosa que batió records de venta de boletos en varios países. Hay varias crónicas que dicen que en los conciertos del 2004, muchos aficionados de antaño de los Pixies simplemente no podían contener las lágrimas por la emoción que causaba ver a la banda con años de perspectiva y ya coronados como verdaderos inmortales del rock. Sin duda uno de los grupos más importantes de todos los tiempos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s