Grateful Dead

Desde la psicodelia hasta el country, bluegrass y el blues.

”Somos como el regaliz, no a todos les gusta el regaliz, pero a la gente que le gusta el regaliz, realmente le gusta el regaliz” – Jerry García
*El regaliz es una planta que comúnmente se usa para dar sabor a dulces. En inglés se lo conoce como licorice y viene del latín liquiritĭa

“No solamente quieres ser considerado lo mejor de lo mejor.  Quieres ser considerado el único que hace lo que tú haces” – Jerry García

Mejores Discos
Live/Dead (1969)
Workingman’s Dead (1970)
American Beauty (1970)

Lo primero que me llamó la atención cuando vi el documental “Anthem to Beauty” que recuenta la historia de los Grateful Dead desde su formación hasta el lanzamiento de su obra clásica “American Beauty”, es lo felices que se ven todos los integrantes de la banda y las “buenas energías” que emiten en sus apariciones frente a la cámara.

En efecto, en todas las entrevistas a Jerry García, Phil Lesh, Bob Weir o Bill Kreutzmann se los ve sonriendo, mostrando una actitud amigable y solvente y dejando ver que son personas totalmente sensatas, fáciles de tratar y con las que a todo el mundo le gustaría salir a tomar un cafecito o una cerveza.

De hecho, los integrantes principales del grupo psicodélico californiano son el vivo ejemplo de lo que es un “Happy Hippy”. Sus declaraciones muestran que están orgullosos de su legado y de sus discos y ven con cierto humor su pasado de adalides de la psicodelia y la contracultura. Da una sensación totalmente diferente ver a Phil Lesh o Bob Weir, quienes en su quinta década podrían pasar inadvertidos como simples padres de familia, arquitectos o ingenieros, versus, por ejemplo, las caras demacradas de Iggy Pop o de Keith Richards.  ¿Por alguna extraña razón, los Grateful Dead se ven mucho mejor…?

Posiblemente una de las razones de su buen semblante es que los miembros de la banda guardan buenas memorias del verano del amor, cuando vivían en un caserón de Haight y Ashbury junto con unas 40 personas más en un “todos contra todos” sexual durante el apogeo del flower power y con la idea fresca de expandir las mentes en base a todo tipo de métodos.  Al tocar en las diferentes fiestas y bares de la zona, y sin poner mucho esfuerzo en ello, la banda estaba aportando con su novedoso estilo musical a una de las revoluciones culturales más significativas del Siglo XX.

Hoy en día la mítica dirección de 710 Ashbury St. y el barrio que la circunda mantienen aun cierto aire contracultural de tiendas de ropa vintage mezclado con trampas para turistas donde se venera al hipismo mediante la venta de camisetas tie dye y bongs de cristal soplado. Se añade a la mezcla del barrio unos cuántos buenos restaurantes étnicos y la inigualable tienda “Amoeba Music” que para cualquier melómano es sin duda el lugar más feliz de la tierra.  Para cerrar, un Ben & Jerry que homenajea a la historia del barrio con su “Cherry García” Los comercios de las calles buscan crear en el visitante la ilusión de regresar a una época donde San Francisco se convirtió en un vórtice cultural inimaginable, y es aquí precisamente donde Grateful Dead tuvo su encuentro con el resto del mundo.

A mediados de los sesentas, Jerry García y los demás futuros Grateful Dead  se juntaron en el área de la bahía de San Francisco para crear una banda de blues tradicional.  Sus raíces vienen del rock and roll, blues, electrónica, folk, country y bluegrass.  Para mediados de los sesentas, y debido a que el grupo no estaba llegando a nada con su música empezaron a experimentar con los “Acid Tests” que trataban de poner una banda sonora a las fiestas psicodélicas de la época.  El concepto de los Acid Tests es que la banda tocaba, no para una audiencia, sino como parte de ella y durante periodos de varias horas, la banda simplemente no paraba de improvisar para que la gente continúe bailando y “tripeando” a su alrededor.  Según Jerry García esta forma de hacer música es una de las únicas formas de arte democráticas que han aparecieron en el Siglo XX.  La banda no tenía una canción en mente al empezar a tocar y solo iba improvisando de acuerdo a cómo iba la fiesta.  Tocar en estas fiestas era lo mejor que podía pasar a los Grateful Dead, ya que no tenían que practicar, no necesitaban tocar bien y no necesitaban hacer ningún sentido de ninguna forma.  Sin embargo estas improvisaciones eternas era exactamente lo que a la gente le gustaba como fondo musical para las lisérgicas celebraciones de esos tiempos.

Por la fama que San Francisco tenía en la segunda mitad de los sesentas como epicentro del hipismo, las casas disqueras empezaron a llegar a la ciudad de la bahía para tratar de firmar acuerdos con las bandas locales. Esto se veía bastante difícil para los Grateful Dead, que a pesar de tener ya su base de aficionados y un nombre hecho, estaban a años luz de producir los éxitos de 3 minutos que las disqueras buscaban para poner en la radio y generar dinero. Para ser más exactos, los Grateful Dead ni siquiera tenían canciones propiamente dichas, solamente jams de 45 minutos o más que no tenían ni la más mínima oportunidad de convertirse en un producto vendible en las radios.

Como las disqueras en esta época tenían dinero y estaban desesperadas por reclutar a cualquiera que ande por la calle con un instrumento en la mano, los Grateful Dead fueron milagrosamente enlistados por la Warner Music, quien intentó hacer que la banda produzca “algo” en el estudio de grabación sin conseguir su propósito ya que además que los miembros del grupo eran totalmente desordenados y caóticos, también estaban “high” el 90% del tiempo.  Sus interminables jams de una hora tenía que ser comprimidos y domados para ser empaquetados en los discos de la época, pero a pesar de que se trató una y otra vez,  el resultado final no tenía nada que ver con la energía y el sabor de las presentaciones en vivo.

De esta forma se grabaron “Anthem of the Sun”, “Aoxomoxoa” y “Live/Dead” pero no había caso, la magia de los conciertos en vivo y de las sesiones de horas con la gente bailando al son de los jams psicodélicos no podía ser transmitido de forma fidedigna al disco.

Grateful Dead

Para 1969 el grupo debía más de 200 mil dólares al sello musical, sus discos no vendían, dos de sus miembros estaban con problemas de salud, habían sido brevemente arrestados y no había ninguna buena perspectiva en el horizonte. La casa disquera había sido excesivamente permisiva con la banda, posiblemente porque en esta época los sellos hacían tanto dinero que podían permitirse despilfarrarlo de vez en cuando. Sin embargo la Warner finalmente pidió al grupo de forma comedida: “si por favor podrían sacar un disco con canciones con una duración menor a 45 minutos y si, de paso, dichas canciones tuvieran una melodía sería genial, a fin de tratar de ponerlos en la radio y así vender uno que otro disco”  Ya que la banda estaba bastante presionada por las deudas y demás problemas, decidieron esta vez sí, intentar cambiar de estilo y hacer un par de discos dando un poco más de prioridad a la música tradicional estadounidense con la que habían crecido.

Parte de la motivación de los Grateful Dead por hacer discos exitosos se debió a que tenían un plan cultural en mente.  La filosofía hippy de esa época se enfrentaba al status quo de la sociedad americana conservadora, la misma que promovía los valores de llevar una vida ordenada, casarse, tener hijos, tener un trabajo serio y estable, comprar una casa en las afueras, ir a misa y no consumir drogas o hacer nada que sea “inmoral” . Los Grateful Dead se enfrentaban a eso considerándose a si mismos como una especie de guerrilla cultural que trataba de corromper el sistema desde adentro.  Su forma de ver el mundo no contemplaba la adopción de una vida ordenada con un trabajo y una pareja estable, sino que proclamaba la ruptura con todo esto y querían promover sus valores a través de su música.

Presionados por las circunstancias y motivados por mostrar su filosofía y las otras facetas de su arte, en 1970 los Grateful Dead grabaron y lanzaron dos de los mejores discos de folk, country rock de la historia: “Workingman’s Dead” y “American Beauty”

Ambos trabajos se convirtieron desde su lanzamiento en clásicos instantáneos, con “American Beauty” llevándose generalmente el crédito de ser el mejor de ambos.  Para la disquera este par de discos vino como un alivio, ya que después de años de tratar sin éxito de envasar en un disco las actuaciones en vivo, las dos nuevas obras del año 1970 eran trabajos “normales” de los cuales se podían extraer “verdaderas” canciones y muchos éxitos que eventualmente se han convertido en clásicos de la música estadounidense como “Truckin’”, “Sugar Magnolia”, “Box of Rain” o “Ripple”

Ambos discos son obras magníficas y muestran a la banda en la cima de su creatividad musical y exhibiendo su sensibilidad a través de obras con un profundo arraigo a la tradición musical del country, folk y blues de los Estados Unidos.  Durante la grabación de ambos discos, la banda puso mucho cuidado en producir armonías fascinantes con melodías atractivas, sin perder el estilo contracultural ni su deuda con la filosofía del flower power.

“American Beauty” tiene canciones de gran carga emocional que narran una época difícil, con varias muertes de familiares de miembros de la banda.  Las letras estuvieron casi todas a cargo del músico, poeta y compositor Robert Hunter, quien indicó que estas son sus mejores trabajos en su carrera.  Tanto “Workingman`s Dead” como “American Beauty” son discos a los que es difícil encontrarles alguna falla.  Dos obras de arte de altísima calidad artística y emocional porque fluyen de forma fácil de inicio a fin presentándonos canciones de gran factura y ensamblando con dichas canciones un todo que resulta mucho mejor que la suma de sus partes.

Grateful dead2
La clásica imagen de la mano sin el dedo medio de Jerry García

Tras estas dos obras del año 1970, Grateful Dead siguió con una extensa carrera hasta 1995, cuando murió Jerry García y la banda decidió parar por respeto a su fundador, sin embargo esas sonrisas y energías positivas de sus entrevistas nos dicen que vivieron y viven conforme a sus ideales y satisfechos con su vida y sus logros.  Una banda fundamental sin duda alguna.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s