Nick Drake

Si aun no tiene los discos de Nick Drake, deje todo lo que esté haciendo este momento y consígalos de inmediato.

“Seguro en el vientre de una noche sin fin

Encuentras que la oscuridad puede dar la más brillante luz

A salvo en tu sitio, profundo en la tierra

Allí es donde sabrán tu verdadero valor

Olvidado mientras estabas aquí, recordado por un rato

Una actualizada ruina de un estilo tan anticuado”

Nick Drake – Letra de la canción “Fruit Tree”

 

Mejores Discos

Five Leaves Left (1969)

Bryter Layter (1970)

Pink Moon (1972)

Way to Blue, An Introduction to Nick Drake (1994) – (Recopilación)

 

Nick Drake, igual que Van Gogh o Baudelaire, tuvo la desdicha de vivir tan solo un poco adelantado a su tiempo, enfrentándose al desinterés de sus contemporáneos y solo apreciado y revaluado después de su muerte prematura. Más y más personas, especialmente músicos y críticos ven hoy en día a Nick Drake como un genio musical, creador de música de gran belleza y autor de algunos de los discos más subvalorados de la historia.  Actualmente la obra de Nick Drake, cuyos discos vendieron no más de 5.000 copias en su lanzamiento original, está siendo revaluada y su influencia sobre varios excelentes músicos de nuestros tiempos lo están convirtiendo en uno de los artistas más influyentes de la música popular contemporánea.

Nicholas Rodney Drake fue un tímido y talentoso joven que estudió en una elitista escuela privada inglesa para luego pasar a la afamada Universidad de Cambridge, de la que, para el bien de la música, nunca se graduaría.  Los estudios quedaron a un lado para dedicarse por completo a explorar sus intereses musicales y con ello, eventualmente nos daría algunos de los trabajos más interesantes que un artista haya logrado concebir en la última mitad de siglo.

La carrera de Drake fue corta, poco publicitada y nunca despegó desde un punto de vista comercial.  Su extrema timidez juvenil desembocó poco a poco en problemas psiquiátricos de depresión severa y para los 26 años, el artista estaba muerto, según los reportes del médico legista por una sobredosis voluntaria, y según su familia por un simple accidente con su medicación. Lo cierto es que su muerte fue tan prematura que ni siquiera llegó a la icónica edad maldita de los 27, en la que muchos músicos han tenido la coincidencia de haber muerto.

Su cuadro psicológico que además incluía caer en perturbadores estados catatónicos, fue una pared que le impidió enfrentarse a las demandas que vienen con una carrera artística. Entrar en contacto con el público, dar entrevistas o salir de gira para promocionar sus discos simplemente no estaban al alcance de la débil salud mental del músico.

Muchas personas bipolares o depresivas hacen excelentes artistas.  El proceso creativo en solitario de pintores, compositores y escritores suele ser muchas veces la única manera viable que estos tienen para comunicarse con la gente y sacar a la luz esas ideas y sentimientos que no salen fácilmente a través del contacto humano.

De esta forma, los escasos tres discos de Nick Drake son el único puente que el artista construyo hacia el resto del mundo y por ellos podemos adentrarnos poco a poco en la entreverada y brillante mente musical de este enigmático compositor.

Nick Drake

El género musical del artista inglés es difícil de encasillar; demasiado sofisticado como para ser simplemente folk, y demasiado gentil y suave como para ser considerado rock, posiblemente la mejor forma de llamarlo sería utilizando el siempre vago nombre de “música de cantautor”. Sus melodías tienen tanto de música folclórica inglesa como de blues y su música tiene ingredientes tanto de “Música Antigua” como del “Modal Jazz” que estaba siendo explorado por varios jazzeros de avanzada desde finales de los años cincuentas.

Si habría que encontrar artistas con los que tienen alguna similitud de estilos, estos serían, entre sus contemporáneos Leonard Cohen o Paul Simon y entre músicos más recientes Bon Iver, Elliott Smith o los Fleet Foxes.

Un fenómeno curioso al escuchar a Nick Drake es que su música no suena igual a otra música de su tiempo.  Dentro del mundo del rock y pop, es fácil darse cuenta aproximadamente del año en que una canción fue lanzada en base a escuchar la instrumentación, arreglos, armonías y demás; pero la música de Nick Drake, grabada entre 1969 y 1972, no suena particularmente como la música de esa época.  Es posiblemente por esta razón que la obra de este artista ha resistido sin ningún problema el paso del tiempo.

Así como su música tiene un toque bastante atemporal, es común también oír comentarios relativos a que la mayoría de personas que escuchan sus canciones por primera vez, no pasan por alto su música, y al contrario, empiezan a interesarse más y más por descubrir a este excelente compositor.

Se hace difícil pensar que sus discos no hayan sido más populares al momento de su lanzamiento, pero si consideramos que no gustaba de dar conciertos, ni entrevistas, ni fotos, en una época donde los artistas llegaban a inusuales demostraciones de exhibicionismo, eso explica un poco el porqué de su mínima popularidad durante su carrera.

Por esta misma falta de parafernalia publicitaria, la música de Nick Drake ha llegado hasta nuestros tiempos a causa exclusivamente de la calidad de la misma tanto desde el punto de vista musical, pero más que nada debido a las atmósferas otoñales y bucólicas que el cantautor logró crear a lo largo de sus discos.

Con relación a la instrumentación, destaca el limitado uso de instrumentos  y la preponderancia de la guitarra acústica.  El artista alcanzó un alto nivel de destreza con el instrumento y sus ejecuciones en la guitarra son consideradas sólidas, imaginativas e influyentes.  Es destacable por ejemplo el ritmo que logra imprimir a sus canciones con un muy creativo ritmo de su mano derecha, combinación de rasgados y arpegios.

La voz de Drake es tranquila y agradable, y es una de las razones por las que su música adquiere ese especial aire pastoral y sereno.  Los discos de Nick Drake nos llevan de paseo por un mundo de atardeceres en parajes lejanos, verdes y fríos, de forma algo similar a las canciones de Syd Barrett en “The Piper at the Gates of Dawn”.  Las hiedras verde oscuro que cubren antiguas paredes de piedra en el folleto de su disco recopilatorio “Way Too Blue” son extremadamente adecuadas para sugerir lo que nos presenta la música de este cantautor.

Hacer una reseña de Nick Drake se hace difícil, ya que en vida no dio ninguna entrevista grabada en video, tampoco hay videos de sus presentaciones y pocas veces las revistas musicales de la época lo tomaron en cuenta.

Lo que se sabe, es que Drake, a pesar de su fobia por la gente, deseaba definitivamente poder tener una audiencia que lo acogiera y un público al cuál hacer llegar sus canciones sin necesidad de mucha interacción.  Después de que su segundo disco “Bryter Layter” no consiguió llegar a un público masivo, el autor se vino abajo anímicamente y comenzó su espiral de depresión que lo llevaría a la tumba de forma prematura.

Portada del disco "Way Too Blue", buena recopilación hecha en 1994

Portada del disco “Way Too Blue”, buena recopilación hecha en 1994

Para quienes aun no han tenido la oportunidad de oir a Nick Drake, lo más aconsejable sería empezar por su disco recopilatorio “Way Too Blue”, lanzado en 1994, el mismo que contiene muchas de las canciones más representativas del artista y mantiene un flujo musical bastante armonioso que facilita escuchar todo el disco de corrido.  Por la naturaleza suave y acogedora de su música, es un disco ideal para cuando se desea una atmósfera relajada.

Si, luego de escuchar “Way Too Blue” desean adentrarse más en la música de Nick Drake, sus tres discos originales son todos igualmente buenos.  Cada aficionado tiene su propia opinión de porqué la gusta un disco en particular más que otro.  “Five Leaves Left”, de 1969 tiene algunas de las canciones más destacadas y nos impacta por la solvencia con la que su autor aborda este primer trabajo.  “Bryter Layter”, de 1970 es quizá el disco en el que Nick Drake intentó llegar a un público más masivo y en el mismo se puso mucho cuidado y atención en generar las canciones de mayor calidad posible.

Sin duda “Pink Moon”, de 1972 se ha destacado mucho por ser el último disco y porque sus canciones tienen casi exclusivamente el único acompañamiento de la guitarra del autor.  Es, si se quiere, un disco algo lúgubre y con un vistazo a sus letras se puede notar que el músico tenía serios problemas de depresión al momento de su composición. De hecho, una “Luna Rosa” es considerada como un presagio de desastres o mala suerte en el imaginario folclórico europeo.

Las canciones de “Pink Moon” tienen además un toque bastante minimalista, ya que parte de ser casi exclusivamente ejecutadas con guitarra y voz, algunas de sus letras son muy breves.  La canción “Pink Moon” por ejemplo tiene solo 5 líneas.

Para este disco, Nick Drake ya había perdido la fe de que su música lograría llegar a un público más amplio.  Como lo dice la frase de la canción “Fruit Tree” que se cita al inicio de esta nota, el músico parece resignado a una muerte cercana y de forma sombría pero acertada vaticina un futuro donde se lo reconocerá solo después de muerto.  Asimismo señala su incapacidad para encajar en los estilos de música más populares y ve su propio estilo como anticuado.

La contraportada de “Pink Moon” tiene una foto en blanco y negro donde vemos que Drake, dándonos la espalda, camina hacia un lago o un rio, como simbolizando que el artista se aleja de nosotros.

Y se alejó definitivamente… pero nos dejó como legado un brillante trabajo musical que nos gusta y emociona cada vez que lo oímos y continúa ganando adeptos alrededor del mundo.

Anuncios

2 pensamientos en “Nick Drake

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s