The Clash

Punk de barricada por una Inglaterra más justa

 

“La gente debería saber que somos anti fascistas, anti violencia, anti racismo y pro creatividad. Estamos en contra de la ignorancia” – Joe Strummer

 

“El punk murió el día que The Clash firmaron con la CBS” – Mark P. (de la fanzine punk “Sniffin´Glue”)

 

Mejores Discos

The Clash (1977)

London Calling (1979)

Combat Rock (1982)

 

“La única banda que importa” nació dentro de la primera camada punk y siempre se sintió un poco detrás de de los Sex Pistols en cuanto a exposición a los medios.  Por esta misma razón, igual que Avis en el campo de la renta de autos, The Clash hizo siempre el doble de esfuerzo por ser un grupo relevante.  Allá donde los Pistols solo aportaban anarquía, The Clash ponía un mensaje político más explícito en sus canciones.  Si los Sex Pistols apenas podían poner una oración congruente en sus declaraciones, The Clash tenía un discurso bien formado, denuncias sociales y propuestas de cambio.  Cuando los Sex Pistols cínicamente aceptaban que querían sacar todo el dinero posible de sus fans, The Clash luchaba con su disquera para vender sus discos lo más barato posible. 

En fin, de todas las bandas punkeras que plagaron la segunda mitad de los setentas, The Clash fue la más inteligente, la más comprometida y la que ponía más cerebro en sus letras.  Luchó contra el resurgimiento del nacionalismo y racismo británico y se las jugó por incluir ritmos jamaicanos en sus canciones y temáticas de tolerancia racial en sus letras.

El inicio de The Clash se dio cuando Mick Jones (guitarra), Nicky “Topper” Headon (batería) y Paul Simonon (bajo), todos estudiantes de arte, se reunían en el apartamento londinense de un colega músico donde caían todos los futuros punkeros, (en ese entonces músicos desocupados de poco talento y dentro de un año leyendas del punk rock) Ya con la idea de formar una banda, reclutaron a un tal Joe Mellors, ex guitarrista de los “pub rockers” 101ers y que se había rebautizado como Joe Strummer para que se encargue de la guitarra y de la cantada.   

Mensajeros políticos de justicia social y pluriculturalidad.  De izquierda a derecha: Joe Strummer, Topper Headon, Paul Simonon y Mick Jones.

Mensajeros políticos de justicia social y pluriculturalidad. De izquierda a derecha: Joe Strummer, Topper Headon, Paul Simonon y Mick Jones.

Con la ayuda de un manager inteligente y activo como Bernie Rhodes se unieron al húmedo y pegajoso circuito de conciertos punkeros que empezaba a popularizar esta música entre los decepcionados y “listos para empezar un disturbio” jóvenes ingleses. 1976 trajo a más de un millón de “baby boomers” al mercado laboral solo para ver cómo el índice de desempleo llegaba a alturas nunca antes vistas. La opción más común para tener algún ingreso era uniéndose a la fila del paro, e Inglaterra se debatía entre la recesión y el auge de grupos neonazis como el National Front. 

El punk y la ira van como el pan y la mantequilla por lo que la furiosa música de las nuevas bandas prendió como pólvora y de la noche a la mañana los grupos de pantalones acampanados, pelo largo y guitarristas virtuosos quedaron más fuera de moda que llevar pañuelo para sonarse la nariz.  En esta época se hicieron famosos los Sex Pistols, The Clash, The Damned y muchas más bandas inglesas, al mismo tiempo que los Ramones visitaban Inglaterra para darse cuenta que nadie es profeta en su tierra y mientras en Nueva York todo el mundo bailaba con Donna Summers, al otro lado del Atlántico los cuatro flacos de Queens abarrotaban salas de conciertos y eran respetados como el grupazo de avanzada que ha marcado la historia.         

“The Clash” (1977) fue el auto titulado primer álbum que hoy es generalmente reconocido como el segundo mejor trabajo del grupo y discutiblemente como el mejor disco de 1977.  Nos presenta 15 excelente temas tocados con toda la urgencia característica de la banda y contiene algunos de los mejores temas punkeros de todos los tiempos como la incendiaria “White Riot”, la llena de frustración “I Fought The Law” y la influyente “Janie Jones”.  Para este álbum “Topper Headon” se había salido del grupo y el baterista de última hora fue Terry Chimes, ingeniosamente apodado como “Tory Crimes” (crímenes de los conservadores). Es por eso que en la portada de “The Clash” el grupo aparece como un trío, sin Headon ni Chimes. 

Terry Chimes por su parte se salió del grupo luego de grabar “The Clash” y la banda recibió de nuevo a Headon, quien con su depurada técnica y metronómico ritmo logró engranar a la perfección el sonido de la banda para convertirse en uno de los bateristas más respetados e influyentes de la historia del rock.

La idea de The Clash era conquistar la popularidad al otro lado del Atlántico Norte y con esto en mente produjeron su segundo disco, ”Give’Em Enough Rope” (1978) el mismo que tuvo críticas divididas y muchos de los comentaristas ingleses condenaron al grupo por haberse vendido. 

Ciertamente el segundo disco no es uno de los tres mejores del grupo, pero tiene canciones interesantes.  

En 1978 The Clash encabezó el mítico concierto “Rock Against Racism” en el Victoria Park de Londres, con la asistencia de alrededor de cien mil personas.  El concierto y la idea de un movimiento de artistas en contra del racismo fueron desencadenados por una oleada neonazi en Inglaterra, pero la gota que derramó el vaso fueron las declaraciones xenófobas de Eric Clapton en uno de sus conciertos.

Una de las portadas más famosas de la historia.

Una de las portadas más famosas de la historia.

La hora más gloriosa de The Clash vino en 1979 con el lanzamiento de “London Calling”, su LP doble que por presión del grupo a la disquera fue vendido a precio de simple.  Con estos detalles la banda londinense mandaba un mensaje claro a sus fans indicando que para ellos el hecho de que muchos jóvenes estuvieran desempleados y con pocas opciones económicas no era algo que caía en oídos sordos.

“London Calling” está catalogado no solo como uno de los mejores discos del punk, sino como uno de los mejores de todos los tiempos.  Varias publicaciones de hecho lo ubican como el “Non Plus Ultra” de toda la historia del rock. En efecto, contiene 18 canciones magistrales que muestran cómo la banda había evolucionado desde los primeros días del punk hasta una etapa de madurez con buenas ideas, canciones que varían en estilo desde el reggae hasta el rockabilly y que hacen un homenaje a la multi culturalidad con la que la otrora orgullosamente blanca Inglaterra tenía que empezar a lidiar a fines de los setentas.  

El disco es mítico ya desde su portada, la misma que hace referencia al debut de Elvis Presley, pero muestra la famosa foto de Paul Simonon que a pesar de estar un poco desenfocada, ha sido considerada como una de las mejores imágenes de la historia del rock por la energía que transmite y por lo bien que logra retratar la música de The Clash y la furia de esos tiempos.

Las 19 canciones son posiblemente algunas de las más influyentes de la historia, y particularmente en los países de habla hispana hay carreras enteras de grupos importantes que le deben mucho a “London Calling”, no solo por la calidad de sus temas, sino por enseñar el rumbo de por dónde debe ir una banda con una agenda política.  Ska-p, Café Tacvba y particularmente Los Fabulosos Cadillacs son hijos directos de The Clash y particularmente de “London Calling”, sin duda uno de los mejores discos de la historia. Tras el éxito de “London Calling”,

The Clash se pasó un poco con su siguiente disco, al que lo lanzaron como un álbum triple que tenía el nicaragüense título de “Sandinista!” (1980) y ofrece también un compendio de canciones en varios estilos distintos al rock.  Manteniéndose fieles a su consideración por los aficionados de escasos recursos, forzaron a la disquera a vender el disco triple casi a precio normal y para ello tuvieron incluso que bajar el porcentaje de ganancias de la banda.  Confirmando que es mejor que calidad antes que cantidad, a pesar de que el disco contiene 36 canciones, no llega al nivel de “London Calling”, pero sin embargo es una obra importante para los aficionados al grupo.

“Combat Rock” de 1982 fue de nuevo un disco “normal” con 12 temas, dentro de los cuáles están obras conocidísimas, como la popular “Should I Stay or Should I Go”, o “Rock the Casbah” dos canciones bastante digeribles, a las que les fue muy bien en la radio y que anclan un disco bastante aceptable.   Tras “Combat Rock”, el grupo despidió a Headon por sus problemas con la heroína y poco después los roces entre Strummer y Jones comenzaron a hacerse mayores, por lo que la banda no tardó en desintegrarse.  Mick Jones fue despedido y las sesiones de grabación del último y superfluo disco “Cut the Crap” fueron muy difíciles.  La pésima recepción de la crítica al último trabajo del grupo fue el último clavo en el ataúd de The Clash, por lo que Strummer, Simonon y compañía se dieron cuenta que la cosa había terminado y era hora de colgar los botines.   

The Clash es una banda vital en la historia porque fue parte de una de las épocas más interesantes del rock, entre 1976 y 1979, donde aparecieron muchas de las tendencias y subculturas que tenemos hasta hoy.  Fue un grupo que bien o mal supo dejar en claro que se puede ser fiel a los principios y tratar de crear conciencia en la gente sobre temas importantes.  Se enfrentaron a la sinrazón en una época donde Inglaterra estaba peligrosamente cerca de caer en ideas racistas y clasistas.   Fue una banda que acopló estilos como el punk, el reggae y el ska y esto dio paso a miles de bandas similares alrededor del mundo.

The Clash, como dijimos en el inicio, siempre estuvo un poco a la sombra de la espectacularidad de los Sex Pistols, pero el tiempo y las aguas los han puesto como la banda punk más trascendental del Reino Unido 

En fin, se puede realmente decir que para muchos realmente sigue siendo “la única banda que importa”     

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s