Interpol

 

Décimo Aniversario de una obra maestra del rock de los últimos tiempos

 

“Viví en España, pero el arte no me interesaba en lo más mínimo en ese entonces ya que era muy joven.  Antes de vivir en México viví en los Estados Unidos pero fue bastante aburrido.  Cuando fui a vivir a México… fue una experiencia muy estimulante. Muchas de las personas que conocí no eran artistas, pero sus personalidades eran verdaderas obras de arte… pienso que haberlos conocido fue un hito en mi creatividad y me puso en un camino totalmente diferente” – Paul Banks

 

Mejores Discos
Turn On The Bright Lights (2002),  (Y edición del décimo aniversario en el año 2012)
Evil (2004)

 

El 2002 será recordado por muchos amantes de la música como el año en que Interpol lanzó su magnífico disco “Turn On The Bright Lights”, un hito musical de la primera década del Siglo XXI. El álbum debut de Interpol es posiblemente una de las obras más unánimemente aclamados de los últimos tiempos y aparece frecuentemente en las listas de los mejores discos de la primera década del presente siglo. 

“Turn On The Bright Lights” es tan sólido que Interpol nunca ha logrado librarse del fantasma de superar este gran primer paso y con el tiempo los trabajos de este grupo han ido desmejorando poco a poco hasta el punto que su última grabación, aparte de ser bastante floja musicalmente hablando, no logró alcanzar tampoco ningún éxito comercial.

Para dar un poco de antecedentes a esta nota es preciso recordar un poco la historia de Interpol. 

Formada en Nueva York a finales del Siglo XX, la banda se dio a conocer en los bares y salas de conciertos por su estilo que evocaba mucho al post-punk y new wave de fines de los setentas y principios de los ochentas.  La comparación más frecuente para Interpol era con Joy Division, pero el grupo también nos recordaba al sonido de The Cure de principios de los ochentas, a Echo And The Bunnymen, Cabaret Voltaire, Durruti Column y a bandas menos conocidas como la británica The Wake, cuyo álbum “Harmony” es una de las joyas poco conocidas del rock. 

Interpol se unió a una escena neoyorquina en plena efervescencia que contaba con grupos de propuestas similares como The Strokes y especialmente The National.  Estas bandas junto con otras como los White Stripes de Detroit, los neo-punks Yeah Yeah Yeahs o los escoceses Franz Ferdinand hicieron de los primeros 5 años del Siglo XXI una de las épocas más interesantes y agradables en la historia del rock.  

Interpol haciendo gala de su clásico estilo neoyorkino. De izquierda a derecha: Carlos Dengler, Daniel Kessler, Paul Banks y Sam Fogarino

Interpol haciendo gala de su clásico estilo neoyorkino. De izquierda a derecha: Carlos Dengler, Daniel Kessler, Paul Banks y Sam Fogarino

Tras varios años de darse a conocer en la escena de Nueva York y sus alrededores, Interpol firmo un contrato con la disquera Matador Records, la misma que agrupa a algunos de los artistas más interesantes del rock actual. 

“Turn On The Bright Lights” fue lanzado en el 2002 y como se dijo antes, alcanzó la aprobación unánime de la crítica y catapultó a la banda a la moderada popularidad a la que los grupos de rock actuales pueden aspirar. (Es decir, que son famosos solamente entre los aficionados a la música alternativa o independiente, pero no son conocidos por el público masivo, como eran los grupos de rock en décadas pasadas)

“Turn On The Bright Lights” se destacó desde un principio porque todas sus canciones son excelentes y no hay ningún tema flojo. Todas las composiciones juntas forman un paisaje musical de 49 minutos de duración por donde podemos perdernos una y otra vez llevados por la melancolía de su sonido, el poder evocativo de la voz de Paul Banks, las guitarras enérgicas de Daniel Kessler, las melodías de bajo extremadamente imaginativas y poderosas de Carlos Dengler y la batería sobria pero sobrecogedora de Sam Fogarino.  La producción del álbum es excelente ya que logra presentarnos una banda de gran calidad musical sin apenas utilizar adornos o efectos.    

El segundo álbum de Interpol es “Antics” del año 2004, y a pesar de que es considerado como un buen disco, que gracias a la fama del grupo logro mayores ventas que su predecesor, no alcanzó las mismas críticas que el álbum debut.

Tras “Antics” han venido tres discos más: “Our Love To Admire” (2007), el homónimo “Interpol” (2010) y “El Pintor” (2014) mismos que han dejado mucho que desear para los aficionados iniciales del grupo y prácticamente no han aportado nada interesante. 

Debido a que a estas alturas, tanto los miembros de Interpol, como los ejecutivos de la disquera Matador Records deben haberse dado cuenta que será prácticamente imposible superar la calidad y relevancia del primer disco, entonces han decidido festejar de la mejor forma posible el mítico lanzamiento del 2002 con una lujosa y atractiva edición de 10 Años de Aniversario que salió a la venta en diciembre del 2012.

Para las personas que tienen acceso y posibilidades de comprar el disco de aniversario en formato vinilo, la experiencia multi sensorial es muy agradable.  El disco de vinilo viene cuidadosamente empacado en pasta dura, estilo libro, con 2 discos de acetato, uno con el disco original y un segundo disco con tomas alternativas, demos y 4 canciones grabadas para el programa del mítico DJ radial inglés John Peel.  Asimismo el paquete incluye un DVD con algunas presentaciones del grupo en concierto y varios videos, un libro con 28 páginas de fotos y un código secreto para descargar las canciones al computador y así poder tenerlo tanto en vinilo como en formato digital compatible con dispositivos de audio electrónicos. 

Solo desde el punto de vista decorativo, ya vale la pena comprar este disco para quienes sean aficionados a Interpol. 

Los miembros de Interpol en una sesión fotográfica para el álbum "Turn On The Bright Lights"

Los miembros de Interpol en una sesión fotográfica para el álbum “Turn On The Bright Lights”

El disco compacto también tiene el mismo contenido, pero obviamente en presentación más pequeña.  También está la opción de descargar las canciones en formato digital, pero naturalmente esta opción es la que menos gracia tiene, ya que no se podrá tener el libro en las manos, sentir el papel couché ni disfrutar del aroma del disco de vinilo y el libro que lo acompaña. 

Desde el punto de vista musical, el disco tiene 17 canciones adicionales las mismas que son:

2 “Lados B”: “Interlude” y “Specialist”

11 Demos de canciones que en lo posterior fueron ya sea grabadas o archivadas.

4 canciones grabadas para el programa de radio de John Peel

Si bien el material adicional es interesante para los fanáticos acérrimos de Interpol, no es algo extremadamente atractivo.

Posiblemente lo más novedoso del disco es su DVD con 8 videos de canciones en concierto entre el año 2000 y el 2002, más los videos oficiales de 3 de las canciones más emblemáticas de Interpol. 

La calidad del sonido tanto de las canciones adicionales del disco, como de los videos de los conciertos no es tan buena y produce distorsión ya que no están bien masterizados.

En fin, la edición especial del disco de aniversario por los 10 años de “Turn On The Bright Lights” es muy interesante para los más devotos de la banda neoyorkina, pero no aporta mucho más de lo que fue la excelente versión original del 2002. 

Sin embargo, es interesante ver como nuevos clásicos del rock se van uniendo al menú de viejos clásicos para así seguir poblando de obras magistrales los anales del rock.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s