Joy Division

Post punk de tintes oscuros desde un Manchester post industrial

“Madre, he tratado, por favor créeme, hago lo mejor que puedo,

Me avergüenzo de las cosas por las que he pasado, me avergüenza ser como soy…” 

– Ian Curtis, extracto de la canción “Isolation”

Mejores Discos

Unknown Pleasures (1979)

Closer (1980)

Substance (Recopilación de discos sencillos) (1988)

La carrera de Joy Division fue rápida pero intensa, su música se ha hecho cada vez más trascendente y lo dramático de su historia nos invita a apreciar con más detenimiento una obra artística que tiene toques magistrales.

De Joy División nos quedan solo dos discos de larga duración y una recopilación de sencillos, sin embargo, los mismos son tres obras maestras que se podrían catalogar entre los mejores y más influyentes trabajos musicales que se han hecho hasta ahora.

El grupo fue formado en 1976 en Manchester, Inglaterra por Bernard Sumners (guitarra) y Peter Hook (bajo). Al poco tiempo se unieron Stephen Morris en a batería e Ian Curtis como vocalista y eventualmente principal compositor. La idea de formar el grupo les llegó a Sumners y Hook después de ir al mítico concierto de los Sex Pistols en el Manchester Lesser Free Trade Hall, en julio de 1976. Este, por cierto, es uno de los conciertos más influyentes en la historia del rock, ya que allí confluyeron y se decidieron a formar un grupo, además de Joy Division, los futuros “The Fall” y varias bandas más que saldrían de esa ciudad en el noroeste de Inglaterra.

El nombre “Joy Division” salió de la novela “Casa de Muñecas” donde se hace referencia a supuestos grupos de prisioneras judías que eran obligadas a tener relaciones sexuales con las tropas nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Joy Division es considerado un grupo influyente y relevante por muchas razones, pero algunas de ellas son las siguientes:

El sonido y la instrumentación.

El proceso de grabación y los efectos que el productor Martin Hannett trajo al estudio dieron un sonido muy especial a Joy Division. El tratamiento de los 3 instrumentos y la voz es muy interesante, ya que Hannett logró exponer a cada uno como si fuese el principal. La batería de Morris es quizás el instrumento más tratado, ya que a los tambores se aplicaron efectos y distorsiones para hacerlos sonar de manera única y con un eco que nos da la idea que la banda está tocando dentro de un enorme espacio con cada miembro separado del otro por una gran distancia. Un buen ejemplo del sonido peculiar logrado para la batería lo podemos ver en la canción “She’s Lost Control”, donde los tom toms tienen un sonido muy particular y, de acuerdo a la película “Closer”, uno de los métodos para marcar el ritmo fue la grabación de una lata de aerosol que era oprimida rítmicamente frente al micrófono.

El bajo de Peter Hook muchas veces marca la melodía de las canciones y además es tocado frecuentemente en sus tonos más altos.

La guitarra de Bernard Sumners hace riffs de acompañamiento muy puntuales solamente en ciertas partes de las canciones, a manera de comentarios sonoros.

Por último la voz de Ian Curtis nos llega con un eco que parece presagiar con dos años de adelanto que eventualmente saldría de este mundo.

Todas estas características dieron un sonido muy particular a Joy Division y su estilo musical influenció a otras bandas del post punk de finales de los setentas y de allí en adelante a muchos grupos entre los cuáles podríamos destacar a los “Smashing Pumpkins”, “Mogwai”, “The Killers”, “Interpol” o “The National” entre otros.

Otro aspecto que trascendió como una influencia muy trascendente es la adopción de teclados tanto para crear capas de sonido a las canciones, como para interactuar con el bajo y llevar la melodía. Esto se puede ver por ejemplo en el single “Love Will Tear Us Apart”, canción que podría entrar en un disco de New Order y podría contarse como una de las primeras canciones del genero “synth pop” que alcanzó su mayor popularidad a mediados de los ochentas.

Joy Division, de izquierda a derecha, Stephen Morris, Peter Hook, Ian Curtis y Bernard Sumners

Las carátulas de los discos y su imagen visual. Las presentaciones en vivo y la honestidad y urgencia de su propuesta musical.

El debut “Unknown Pleasures” tiene una portada icónica en blanco y negro creada por Peter Saville. La misma está basada en un gráfico de las señales radiales del primer pulsar detectado desde la tierra. Es una portada que no informa mucho del grupo ni de la música que lleva adentro, pero que justamente transmite lo enigmático de su contenido. En la versión en disco de vinilo, esta portada está hecha en cartón con alto relieve, por lo que se pueden tocar las líneas creadas por el gráfico, lo cuál le da una calidad especial al empaque del disco. (Esto es un ejemplo de cómo el empaque y el arte pueden añadir mucho a la experiencia musical)

El segundo disco, “Closer” tiene una portada que muestra la foto de una tumba de estilo neoclásico localizada en Génova. Es interesante pensar en la coincidencia de la elección de esta imagen y el eventual suicidio de Ian Curtis. Con o sin querer, la portada del disco nos transmite un tono grave y serio, el cual se entrelaza perfectamente bien con la música atmosférica, oscura y claustrofóbica de “Closer”.

Las portadas de sus dos discos de larga duración son en blanco y negro, la gran mayoría de fotos de Joy División son en blanco y negro y los muestran en ambientes urbanos desolados, su ropa es generalmente gris o en tonos oscuros… Es una especie de obsesión por lo sombrío.

En vivo, Joy Division fue un grupo que basaba su presentación casi totalmente en la urgencia y honestidad con la que cantaba Ian Curtis, quien poco a poco supo sobreponerse a su natural timidez para darnos actuaciones que destilan pasión y sentimiento. El característico baile que hace Curtis en los intervalos musicales de algunas canciones se ha convertido en su marca registrada, pero este movimiento aparentemente buscaba reproducir los espasmos epilépticos que sufría el cantante. Un par de veces Curtis tuvo estos ataques en el escenario e irónicamente la mayoría del público pensaba que esto era parte del espectáculo y se asombraba de la capacidad histriónica del cantante sin enterarse que estaban asistiendo a un verdadero ataque de epilepsia.

Las letras de Ian Curtis, su relevancia, honestidad y la forma en que su sonido representa el lugar de donde salieron.

Joy Division y su composior principal Ian Curtis son dueños de una estética oscura que para muchos es fría y difícil de penetrar. La música de Joy Division sufrió un cambio desde sus primeros sencillos hasta “Closer”. Las primeras canciones están claramente basadas en el punk y obras como “Warsaw”, “Leaders of Men” o “Digital” son rápidas, cortas y tienen un estilo vocal punkero que no se parece en nada al profundo tono de barítono que adoptaría Curtis poco después. A partir de “Unknown Pleasures”, Joy Division daría un giro hacia un sonido mucho más atmosférico, el mismo que se puede apreciar muy claramente en el sencillo acertadamente llamado “Atmosphere” y en prácticamente todas las canciones a partir de allí. Como nota interesante, el famoso y reverenciado DJ radial inglés John Peel hizo un programa especial el 31 de Diciembre de 1999 en el cual eligió las mejores canciones de todos los tiempos, y “Atmosphere” quedó en el primer lugar. (El número 2 de la lista fue para la canción más relacionada con Peel, “Teenage Kicks” de los Undertones) Dado el respeto que todo el mundo de la música tiene por Peel como crítico musical, este honor es posiblemente lo más alto a lo que un grupo puede aspirar.

La música, estética y tono de Joy Division nos obligan a hablar de su ciudad natal, Manchester, la misma que tras sus días de gloria en el Siglo XIX como epicentro de la revolución industrial, pasó poco a poco a convertirse en una gris prueba del descalabro de la industria británica y la crisis económica que golpeo a Inglaterra en los años setentas. La decadencia urbana y la deprimente imagen del Manchester donde surgió Joy Division están plasmados y son inseparables del sonido e imagen de la banda. Este mismo tema ha sido retratado continuamente por otros grupos provenientes de Manchester, como The Fall, pero más especialmente por The Smiths, quienes en los ochentas no escatimaron esfuerzos por recalcar una y otra vez lo deprimente de crecer en una ciudad a la que la retrataban como un infierno urbano, oscura, triste y decadente tanto desde el punto de vista urbanístico como social y cultural.

Tonos grises sobre un Manchester invernal. De izquierda a derecha, Stephen Morris, Ian Curtis, Bernard Sumners y Peter Hook.

El status de Joy Division como grupo de culto debido a su corta duración y la muerte de Ian Curtis

Una de las cosas que definen a Joy Division es su corta duración y el hecho que su cantante y compositor principal se haya suicidado poco tiempo antes de lanzar su segundo disco. Ian Curtis murió a los 23 años y si bien esto fue una tragedia, también invistió a Joy Division con el manto de grupo de culto. El suicidio de Curtis se dio cuando su matrimonio estaba naufragando y cuando todos los médicos le decían que tenía que tener una vida reposada, justamente en el momento que su carrera artística empezaba a despegar. Las letras de las canciones de “Closer” nos revelan que Curtis estaba muy deprimido y las personas cercanas a él se preguntan hasta ahora por qué nadie se preocupó por su estado de salud mental.

Más allá de todo esto, la muerte de Curtis le dio a Joy Division la credibilidad que todo grupo busca. Es decir, Curtis no solo hablaba de temas deprimentes en sus canciones, sino que vivía realmente esa depresión y la prueba de ello lamentablemente fue su suicidio. Esto fue muy triste para Curtis, su familia y amigos, pero es justamente este tipo de historias las que crean mitos y llaman la atención en todas las áreas artísticas. Su suicidio fue la máxima prueba de que todo lo que decía lo decía de corazón y la honestidad es la máxima cualidad de un artista respetable.

Curtis se auto incineró, pero dejó un gran legado a sus tres compañeros de grupo, quienes poco tiempo después se reinventaron como New Order y pasaron, con un estilo más liviano, a ser uno de los grupos más importantes de los ochentas.

New Order vendió más discos y dio conciertos multitudinarios pero a quien se recuerda con mayor reverencia es a Joy División, esa banda salida de un oscuro Manchester en decadencia que se ha convertido sin duda en una de las piezas fundamentales en la historia del rock.

Anuncios

4 pensamientos en “Joy Division

  1. Sin duda uno de los grupos más trascendentales de la historia del rock y uno de los mejores sino el mejor en crear atmósferas oscuras e incluso fúnebres.

  2. Hola Damián, muchas gracias por tu mensaje y en verdad apreciamos bastante cuando los lectores nos envían sus comentarios. ¡Asimismo, apreciamos bastante tu buen gusto musical!
    La nota de este blog relacionada a Interpol no dice que Interpol fue influenciado por Joy Division, sino que muchas personas comparaban el sonido de Interpol con Joy Division.
    En esta nota sí se dice que Joy Division influenció a Interpol, ya que ese es el comentario de muchas personas, revistas, páginas web, etc.
    Si tienes la cita en donde Interpol dijo que no tenían nada que ver con Joy Division, te agradeceremos mucho si nos la puedes mandar, ya que la incluiremos en la nota y haremos un mejor artículo gracias a tu comentario.
    Un abrazo de Vinilo y Bits.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s