Arcade Fire

Colectivo artístico al rescate de la música en el Siglo XXI.

“Cuando era adolescente, alguien me contó esta historia de una sala de juegos electrónicos que se incendió y donde murieron varios chicos”  – Win Butler ( sala de juegos electrónicos se traduce al inglés como “arcade”)

 

Mejores Discos

Funeral (2004)

Neon Bible (2007)

The Suburbs (2010)

 

UNA HISTORIA DE EXITO IMPROBABLE

En una era donde la mayoría de videos tienen a la música en un papel secundario para mostrar imágenes de porno suave a los televidentes, Arcade Fire parecería una cosa del pasado. 

En una era donde las guitarras, baterías y bajos se están quedando en el baúl de los recuerdos para ser remplazados por “boy bands” y divas oxigenadas que bailan y cantan con playback, Arcade Fire parecería una cosa del pasado, pero afortunadamente NO. Esta talentosa banda se ha podido alzar por sobre las dificultades de nuestros tiempos para darnos a todos la esperanza de que allá donde hay buenas ideas, empuje y compromiso artístico se puede llegar a hacer cosas importantes y de buena calidad.

Asimismo, Arcade Fire es un fenómeno que solo se pudo haber producido a partir de inicios del Siglo XXI, cuando los portales de internet empezaron a permitir al mundo conocer música que solo 10 años atrás hubiera sido imposible encontrar, y más aun, se podía encontrar y descargar esta música de forma inmediata, ver los videos en YouTube y convertirse en fans de músicos en cualquier sitio del mundo sin depender de lo que los grandes conglomerados mediáticos decidían dar a los oyentes. 

Arcade Fire salió a la luz en el 2003, justo en medio de la revolución digital, donde ya los álbumes parecían desaparecer para dar paso a la compra de canciones elegidas individualmente en iTunes.  El mercado asimismo estaba (y en gran medida sigue) dominado  por ganadores de concursos de ídolos televisivos, los mismos que pueden generar grandes ventas sin mucho esfuerzo. En medio de este escenario de éxito improbable, Arcade Fire llegó a un acuerdo con la pequeña disquera Merge Records y en base simplemente a calidad musical no solo cambiaron su destino, sino el destino de la disquera y le inyectaron nueva fe a los amantes de la música.  

DESDE MONTREAL, CANADA

La banda canadiense se conformó en Montreal, ciudad vive al ritmo de dos culturas, la anglosajona y la francófona, y por lo tanto genera una vida bohemia de fusión sin comparación en Norte América. Los montrealeses están entre las personas que más compran discos en el mundo y la ciudad cuenta con un sinnúmero de sitios para tocar o escuchar música, además del excelente Festival de Jazz de Montreal, uno de los dos más importantes del mundo en este género.

Arcade Fire está conformada por 7 u 8 músicos, de los cuáles los más destacados son Win Butler, compositor principal y cantante de la mayoría de temas, Will Butler, hermano de Win y multi instrumentalista, Régine Chassagne, cantante, música y compositora, y Richard Reed Parry, quien, como la mayoría de miembros de Arcade Fire es un multi instrumentalista, pero se especializa en el contrabajo. 

Tal vez por haber nacido en esta ciudad de sincretismos, Arcade Fire no tiene un género claro, sino que mezcla un poco de rock con folk y música de cantautor con instrumentación que muchas veces nos recuerda a música incidental de películas hecha con orquestas.

FUNERAL, DISCO TRASCENDENTAL

En el año 2004 lanzaron su primer disco y obra fundamental, “Funeral” donde las letras nos presentan escenarios de alienación suburbana dentro de “Neighbourhood 1 (Tunnels)” y “Neighborhood 2 (Laika)”. En estas primeras canciones, que sirven como tarjeta de presentación para Arcade Fire,  la temática trata sobre la callada y conformista vida en “suburbia” con su desesperante normalidad que enmascara vidas que nos son siempre igual de atractivas a las cuidadas calles y jardines donde se desarrollan.  De estos suburbios norteamericanos es de donde las mentes más alertas desean escapar antes de enfrentarse a una vida insípida y anodina de horarios de oficina y tráfico en las mañanas y tardes. Los miembros de Arcade Fire, de una u otra forma, se enfrentaron a esta realidad y sus canciones hablan tanto de cómo salir de los suburbios, como, más recientemente de como re evaluarlos.

“Funeral” nos lleva por caminos muy interesantes, a manera de tour musical, y logra con certeza presentarse como un álbum cimentado en varias canciones de altísima calidad que son fruto de su tiempo y lugar. Las canciones logran sonar intimas, a la vez que trascendentes y tienen un aire posmoderno que se logra en base a la unión de las letras de contenido muy sensible con una musicalización que mezcla los instrumentos principales del rock con instrumentos de orquesta clásica como violas, pianos, mandolinas, acordeones y demás. 

“Funeral” es un disco que marcó época por la sola calidad de su música, más aun considerando que fue lanzado por una banda desconocida, en un momento donde la industria musical se encontraba en retirada.  La portada del disco no es particularmente atractiva y había pocos canales para llevarlo a un público masivo,  sin embargo, el disco se empezó a vender bien y más que nada, obtuvo excelentes críticas desde varios sitios estratégicos, como los websites “Pitchfork”, “Metacritic” y “Filter”, así como buenos comentarios de artistas como David Byrne, Lou Reed y David Bowie, quien incluso se presentó junto a Arcade Fire en algunas ocasiones. 

Hoy, “Funeral” es generalmente incluido en listas de los mejores discos de la primera década del Siglo XXI por la mayoría de publicaciones especializadas y es para muchos el disco que mejor define la primera década del Siglo XXI, tanto por su temática, como por lo que representa para una industria musical en medio de una transformación masiva.

 NEON BIBLE Y EL MIEDO AL SEGUNDO DISCO

Tras “Funeral”, Arcade Fire utilizó el dinero que obtuvo por ventas de discos y conciertos para comprar una iglesia en desuso, la misma que fue transformada en un estudio de grabación que también tiene cuartos para que toda la banda pueda vivir y grabar allí.  A este respecto, la elección de la iglesia no es del todo casualidad.  Win Butler nació en una familia mormona y su carrera en la universidad fue la de estudios religiosos.  Haciendo una diferenciación que viene al caso, la fascinación por la religión no implica ser necesariamente religioso, pero sin duda, hay una curiosidad por este tema y los títulos de sus primeros dos discos, Funeral y Neon Bible confirman lo dicho. Por otro lado, la acústica de la iglesia es algo que la banda estaba buscando para adaptar la sonoridad, el eco y el espacio que da este ambiente al sonido de sus grabaciones.

Esperando la inspiración dentro de la iglesia-estudio de grabación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El segundo disco de Arcade Fire es “Neon Bible” del 2005, y el mismo toma su nombre de la novela homónima escrita por John Kennedy Toole, quien recibió un Premio Pulitzer póstumo por su libro “A Confederacy of Dunces”.  De acuerdo a Win Butler, el libro “Neon Bible” es un clásico perdido de la literatura americana.  “Neon Bible” es un buen disco pero a la vez es diferente a “Funeral” ya que el segundo trabajo es más introspectivo y un poco más meditativo.  “Neon Bible” logró también muy buenas críticas pero no logró sobrepasar a “Funeral” ni en calidad ni en trascendencia.  Sin embargo, no es un mal intento y así los Arcade Fire pudieron pasar decorosamente por el “cuco” que representa el segundo disco para todos los grupos que han lanzado un disco debut muy exitoso.

 THE SUBURBS Y LA ACEPTACION DE LOS MEDIOS

Tras “Neon Bible” y una pausa de 3 años, Arcade Fire lanzó su tercer trabajo “The Suburbs” en el 2010, y este es su último disco hasta el momento de escribir este artículo.  También “The Suburbs” ha obtenido buenas críticas y si bien se hizo acreedor al Grammy al Mejor Disco del Año en el 2011, (lo cual es un buen espaldarazo comercial, pero no necesariamente indica que el disco tenga buena calidad) también logró buenos comentarios de críticos destacados y de los medios.  “The Suburbs” como su nombre lo indica, habla a profundidad de la vida en los suburbios, que fue donde crecieron buena parte de los miembros del grupo. 

Es interesante mencionar que tanto en el 2010 y el 2011, la tendencia para quienes realmente quieren comprar un disco y no solamente bajarse las canciones, es que la venta de discos de vinilo está llegando a cifras nunca antes vistas desde la aparición del disco compacto.  En esto, Arcade Fire también lidera la tendencia, ya que, según las estadísticas, el segundo disco de vinilo más vendido entre el 2010 y el 2011 es “The Suburbs”, solamente detrás del súper clásico “Abbey Road” de Los Beatles.  (Y la verdad es que muchos compradores de Abbey Roads deben comprar este vinilo también para enmarcar su icónica portada)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s